No importa cuando leas esto

Mantis religiosa entre hojas. En blanco y negro.

La Escuelita de los Excesos y la Escuelita de los Ex Sesos les desean una próspera drogacera libre de prejuicios, culpas y ataques morales.

Desde la escuelita no damos consejos, ni órdenes, ni clases. No hay horarios, ni uniformes, ni timbres, ni eruditxs.
No es un lugar libre, no sabemos dónde queda eso. Pero menos inlibre y rompe pelotas, seguro.

Sí compartimos experiencias, ideas y cintureos legales. Guiños, semillas, recetas, catarsis, llantos desbocados y alguna que otra carcajada crujiente.

El mundo es un lugar hostil. Mucho más hostil para algunxs que para otrxs. Aquí, a veces, nos disfrazamos de refugio. Dura poco, obvio. Además, luego hay que compensar. Si nos excedimos en coraje, vienen días de miedo. Si la risa fue la protagonista, probablemente llegue la tristeza. Si la energía se descarriló, la calma nos inundará. Si viajamos lejos, a otros mundos, planos, realidades, quizás toque, después, estar pisando la tierra descalzx. Y viceversa.  Bailando. Y así. Hasta equilibrar. Y así. Bailando. Y viceversa…

Extremoduro

.