Despedida

Imagen en blanco y negro de restos de comida. Olla con algunos fideos en un rincón y tabla con cubiertos y algunos deshechos al lado.

 

Un gusto haberte conocido.

 

A decir verdad, fue dulce al principio, demasiado empalagoso … hasta tornarse salado. Casi tan deshidratante como beber agua de mar. Por poco me anclo a sorber hasta el infinito.

 

Ácido en la boca de mi estómago luego de cada lamida que prometía ser umami. Amargo el limbo que me retuvo antes de decidir definitivamente tomar otro rumbo.

 

Te preguntarás por el picante. Pero no es un gusto, es un tipo de dolor. Rico muchas veces. Estimulante. Adictivo.

Nada por aquí.

 

Espero no verte pronto ni tocarte otra vez. Que ningún aroma me recuerde algo tuyo, que no suene canción que me vuelva hasta vos.

 

Muchos gustos haberte conocido, los mismos de siempre.

 

.