Delicia

Silueta en espejo circular

Se admiraba tanto, se amaba con tal desenfreno, que volvió tras sus pasos a buscarse en el espejo. No aguantaba mucho tiempo sin observarse.

 

La adoración desmesurada y profunda que sintió al verse esa vez, provocó el acercamiento de su cuerpo al reflejo. En lo más estrecho de la aproximación, se intentó morder con un beso.

 

Dió rienda suelta al acaloramiento, se dejó llevar por el ardor. Gimió de dolor y regocijo, autodevorándose en cada lamida, en cada dentellada.

 

Dejó para la posteridad, el registro en .mp4 en la cámara de vigilancia de aquel edificio y unos zapatos de cuero indigeribles.